Consejos para conducir con niebla

Conducir con niebla

En los meses de otoño e invierno suele ser más frecuente encontrarse con bancos de niebla que incrementan el riesgo de sufrir accidentes en la carretera.

La niebla es un fenómeno meteorológico que consiste en la formación de nubes bajas, cerca del nivel del suelo, compuestas por pequeñas partículas de agua en suspensión que pueden provocar que disminuya nuestra visibilidad a la hora de conducir.

¿Qué debemos tener en cuenta al conducir con niebla?

Ver bien y ser vistos

Si la niebla no es muy densa encender las luces de posición y cruce y, opcionalmente, las luces antiniebla delanteras.

Si la niebla es densa encenderemos las luces antiniebla delanteras y traseras.

La luz antiniebla trasera es obligatoria en condiciones de niebla densa, pero en el caso de poder deslumbrar al resto de conductores (por ejemplo en un atasco) debemos apagarlas ya que podemos ser sancionados.

No encender las luces “largas”, pueden provocar reflejos en la niebla y hacer que disminuya aún más nuestra visibilidad.

Reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad

La Dirección General de Tráfico aconseja la Regla de las 3 v: visibilidad = velocidad = vehículo delantero. Se trata de adaptar nuestra velocidad y distancia de seguridad en función de la visibilidad que tengamos.

No frenar bruscamente

Utilizar el freno suavemente, así conseguiremos que el vehículo que circula detrás nuestro tenga más tiempo de reaccionar y también evitaremos que las ruedas se bloqueen.

Evitar adelantar

Con poca visibilidad será difícil ver si viene algún coche por el carril contrario o por el carril de nuestra izquierda.

Mantener limpios los cristales

Comprobar que los limpiaparabrisas funcionan correctamente, ya que los necesitaremos para eliminar la humedad en el parabrisas.
Para eliminar el vaho que se nos produzca en el interior del vehículo podemos dirigir la ventilación hacia los cristales y abrir un poco las ventanillas del coche.

Encender las luces de intermitencia, faros y luces antiniebla ante cualquier incidencia en la carretera

Es importante que el resto de conductores nos detecten rápidamente.

Circular por la derecha y tomar como referencia las lineas blancas de la carretera

Si la niebla es muy densa las marcas viales de la derecha nos pueden guiar a seguir la carretera. No debemos confiarnos de la trazada del vehículo que tenemos delante, ya que éste podría equivocarse o distraerse.

No estacionar en el arcén

Puede ser peligroso ya que podemos no ser vistos y ser un obstáculo para el resto de conductores. De todos modos, si nos sentimos cansados o tenemos muy poca visibilidad, será mejor parar y hacerlo en una estación de servicio.

Extremar la precaución

No tener prisa y mantenerse muy atento ante cualquier imprevisto. Al tener poca visibilidad es aconsejable viajar en silencio, el sentido del oído nos puede advertir sobre la presencia de otros vehículos u obstáculos.

Por último, también nos puede ser de gran ayuda conocer el estado del tiempo y de las carreteras antes de emprender nuestro viaje para poder valorar si es imprescindible realizarlo.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 06/02/2017

    […] os puede interesar leer acerca de la conducción con niebla o con […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *