¿Qué tengo que hacer para ser vigilante de seguridad?

vigilante de seguridad

¿Has pensado en trabajar como vigilante de seguridad? Te contamos todo lo que tienes que saber para acceder a este puesto y cumplir los requisitos mínimos exigidos.

Pautas principales para ser vigilante de seguridad

Proteger la ley y el orden es la finalidad de este trabajo tan reconocido por las empresas para la seguridad de sus clientes, establecimientos, eventos, industrias, etc.

En España tiene una gran demanda ante el auge de la delincuencia y aunque el puesto lo encontrarás en las compañías privadas, prestarás servicios externos con el correspondiente certificado médico de vigilancia y seguridad.

Para conseguirlo, deberás cumplir con los requisitos que establecen las pruebas oficiales de selección:

  • Contar con nacionalidad española o de un Estado miembro de la UE.
  • Ser mayor de edad.
  • Título de ESO, grados superiores o Técnico.
  • Disponer de las aptitudes psicofísicas previstas.
  • No estar condenado por delitos dolosos ni tener antecedentes penales.
  • No estar sancionado por infracciones muy graves o graves, siempre respecto a la seguridad privada.
  • No estar separado de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o Fuerzas Armadas durante los dos años anteriores.

Sin importar tu sexo o edad, puedes incorporarte al trabajo de vigilante de seguridad, siguiendo la formación y exigencias mencionadas, además de contar con las aptitudes necesarias.

Superando las pruebas selectivas de la Secretaría de Estado de Seguridad que incluyen las pruebas teórico-practicas y las de aptitud física obteniendo el certificado médico previo para este puesto y la inscripción en la selección.

Pruebas y certificado médico para ser vigilante de seguridad

En los centros de formación oficiales puedes comenzar a prepararte en la protección de personas y empresas, obteniendo acreditación como escolta o vigilante de explosivos.

Y, ¿cómo son las pruebas de conocimientos y aptitud? La primera es de aptitud física, donde te enfrentarás a tres alternativas y deberás superar o igualar las marcas de otros aspirantes a vigilantes, formándote en las siguientes temáticas:

  • Área Jurídica
  • Área Socio-Profesional
  • Área Técnico-Profesional
  • Área Instrumental
  • Área de Cultura Física

El temario del curso de formación es extenso y exige la mejor preparación. Pero, recuerda presentar también el certificado médico emitido entre las fechas de la prueba y presentación de instancia, constando tus condiciones físicas actuales.

Si no superas los ejercicios te eliminarán, aunque si clasificas como apto podrás pasar a la prueba de conocimientos teórico-prácticos. Contestando el cuestionario de 100 preguntas en el tiempo acordado, optando entre tres respuestas posibles y logrando la puntuación para superar la prueba conseguirás tus objetivos.

No olvides conocer las claves para acertar contestando las preguntas y reconocer los errores que pueden penalizarte, principalmente debes tener en cuenta que si contestas correctamente y logras la nota de corte estarás aprobado/a, pero no es obligatorio en esta prueba contestar todas las preguntas, bastará con las necesarias para superar la puntuación mínima.

Después de conseguir la clasificación de estas dos pruebas para ser vigilante de seguridad necesitarás la constancia médica para llevar a cabo tu actividad profesional. Tanto la obtención, como la renovación de los correspondientes permisos de seguridad se efectúan en el centro médico.

Con las pruebas médicas que acreditarán tu buen estado de salud, puedes adquirir la primera licencia de seguridad y si ya eres vigilante renovarla periódicamente.

Una vez que superes esta formación y las pruebas tienes la posibilidad de inscribirte en el proceso de selección, cumplimentando desde la página www.policia.es el formulario modelo 790 y pagando la tasa en la entidad bancaria indicada.

En cuanto a las revisiones médicas, forman parte de los principales requisitos a la hora de completar el proceso de selección, comprobando tu buen estado físico para acceder al trabajo de protección.

Siguiendo paso a paso estas claves será más sencillo lograr una plaza como vigilante, ayudando a mantener la protección en los lugares asignados. Todas las posibilidades están a tu alcance, desde la formación para superar las pruebas, hasta la certificación médica que se exige para cumplimentar los requisitos.

Para concluir, nada mejor que saber cada uno de los requisitos que te llevarán a conseguir tu plaza en un puesto de máxima demanda en estos momentos, siempre con los consiguientes beneficios que supone contar con un trabajo en el ámbito de la seguridad y protección de los ciudadanos o empresas.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *