Cómo superar el miedo a conducir

Cómo superar el miedo a conducir

¡Superar la amaxofobia (miedo a conducir un vehículo) es posible conociendo los métodos más eficaces para perder el temor de conducir! Actualmente muchos conductores consiguen evitar este miedo que se genera por causas diversas.

¿Qué es y cómo superar miedo a conducir?

Actualmente existe un gran número de personas que sufren de amaxofobia, ya sea por no atreverse a soltarse con su coche o por haber sido víctimas de un accidente de tráfico.

Sin embargo, podemos hablar de los diferentes métodos que existen hoy en día para evitar el miedo que puede ocasionar la conducción. Y, aunque sabemos que la acción de conducir es algo que se realiza de forma rutinaria día a día, hay un grupo de conductores que no necesitan con frecuencia hacer uso de su vehículo y esta falta de actividad genera ansiedad a la hora de retomar la conducción.

Frente a estos episodios de temor la Universidad Autónoma de Barcelona en sus recientes investigaciones hace referencia a la influencia de la ansiedad en este tipo de problemas y advierte que el 22% de los conductores en España conducen con ansiedad. Por otra parte, revela este estudio que las causas se relacionan con la imprudencia de otras personas que circulan y la peligrosidad en la conducción.

Esta investigación arroja otros datos, indicando que cerca del 41% de las personas con carné evitan conducir siempre que pueden.

Ante este tipo de situaciones lo primero es conocer los consejos para superar esta situación y saber que es posible librarse de la fobia que produce la conducción de un vehículo.

Pautas para superar el miedo a conducir

Todas las personas que perciben estas sensaciones de angustia y ansiedad pueden seguir estas sencillas pautas para evitar el miedo a conducir, algunas claves son las siguientes:

  • 
Respirar profundo, evitar juzgarse y eliminar la autocrítica.
  • Identificar los principales síntomas, como: sudoración, mareos, temblores, pensamientos negativos, etc.
  • Utilizar frases de forma repetitiva para mantener la tranquilidad ante estas situaciones.
  • Escuchar música que recuerde momentos felices para disfrutar del trayecto y no pensar en el temor que produce la conducción.
  • Mantener ordenado y limpio el vehículo para disfrutar de un espacio agradable.
  • Realizar técnicas adecuadas para desarrollar la inteligencia emocional.
  • Practicar la disciplina que estudia las diferentes experiencias subjetivas, conocida como neurolingüística, utilizando esta herramienta para cambiar de actitud y lograr la excelencia personal.
  • Tratar las experiencias traumáticas con una terapia cognitivo-conductual.
  • Desarrollar la técnica de liberación emocional Tapping o EFT para generar patrones nuevos frente a las experiencias desagradables.
  • Practicar técnicas de relajación muscular, hipnosis, técnicas respiratorias, entrenamiento autógeno de Schultz, visualización.

No dejar nunca la conducción es la mejor forma de superarse y para enfrentarse a la amaxofobia se necesita la intervención psicológica, junto a las acciones de sensibilización y formación.

Muchos especialistas del sector de la seguridad vial utilizan técnicas, como la realidad virtual inmersiva para solucionar estas fobias y los simuladores de conducción. Otros métodos incluyen los entornos virtuales y circuitos reales para ayudar a las personas, trabajando con el autocontrol y la relajación.

El primer paso es buscar la información adecuada a la personalidad, explorar, practicar y mantener la disponibilidad para una transformación personal.

Practicar técnicas deportivas y de relajación es una solución más para ayudar a superar la amaxofobia, empezando por niveles accesibles: imaginando que se conduce, sentándose en el interior del vehículo durante unos minutos, etc.

Para abordar esta fobia es indispensable detectar los pensamientos que producen las limitaciones, cuestionarlos y posteriormente cambiarlos por otros que sean de mayor utilidad.

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *