Despistes en el coche que pueden salir caros

Despistes en el coche que pueden salir caros

Algunos errores que cometemos durante la conducción pueden salir más caros de lo que pensamos y debemos evitar estos errores frecuentes en el coche especialmente si viajamos o nos trasladamos de ciudad.

¿Cómo evitar pagar caro los despistes en el coche?

Olvidarse las llaves o perder las gafas son situaciones comunes que nos pueden complicar el día, sobre todo si vamos de prisa, pero nos pueden resultar caros otros tipos de despistes, como los siguientes:

No controlar el depósito

Generalmente pensamos que queda la reserva de combustible en el vehículo y cuando nos damos cuenta es demasiado tarde. Si apuramos demasiado el depósito pueden surgir complicaciones costosas, como pueden ser las multas, no ya por quedarte sin gasolina, sino por aparcar indebidamente sin una causa que se pueda justificar debidamente, además de apurar el tanque con las consecuencias que supone porque la bomba trabaja más procurando absorber el carburante, formándose las burbujas de aire, siendo muy costosa la sustitución de la bomba por la absorción de restos de sedimentos del fondo del depósito.

Repostar otro tipo de combustible

¡Sucede más habitualmente de lo que parece! Resulta complicado, pero ocurre cuando vas de prisa o pensando en otras cosas. Esta situación de poner gasoil en lugar de gasolina y viceversa, puede acontecer en tu coche. Ante ello, recuerda avisar y llevar al taller a tu vehículo para que vacíen de inmediato el depósito.

En caso de poner gasolina en un diésel, notarás en el arranque el tirón y se parará el motor, entonces necesitará una limpieza de conductos y depósito, pudiendo dañarse los inyectores y será más costosa la factura. Y, al poner gasóleo en vez de gasolina se producirán consecuencias similares, debiendo sustituirse el filtro y requiriendo la limpieza pertinente.

Falta de revisión de las ruedas

Este despiste es habitual como indica la DGT, ya que al 27% de los conductores se les olvida controlar la presión que deben tener los neumáticos, con el consiguiente riesgo alto de sufrir accidentes por el desgaste de las ruedas. Esto tiene relación directa con el agarre del vehículo y conlleva multa de hasta 200 euros por cada una de las ruedas en mal estado.

Te recomendamos que vigiles el buen estado de los dibujos y la presión de tus neumáticos porque son errores peligrosos.

Falta de control del aceite

La revisión de este lubricante depende de las indicaciones de cada turismo, según indica el manual y de acuerdo al modelo. Si hablamos de consecuencias, son realmente graves, porque se pierde capacidad de lubricación en la mecánica general y ocasiona roturas de bielas o daños en el motor.

Dejar encendidas las luces

En caso de dejar varias horas las luces sin apagar se descargará la batería completamente y se hará imposible el arranque. No es un problema grave, pero dependerá del desgaste de la batería para que puedas arrancar y de lo contrario tendrás que cambiarla.

Otros despistes

Desde no hacer caso al aviso de los testigos, como el informe que se refleja en el cuadro de instrumentos, resulta bastante grave y en ocasiones será caro solucionarlo a destiempo, ya que producen averías importantes, hasta dejar abiertas las ventanillas o puertas, son disgustos que podemos evitar para no ser víctimas de robos o asaltacoches.

Todos sabemos que como humanos podemos cometer estos y otros muchos errores, pero si tenemos en cuenta el mantenimiento del coche podemos evitar gastos innecesarios que lo agradeceremos a final de mes. Nada como llevar nuestra conducción en buen estado y ahorrarnos disgustos, situaciones complicadas o graves, todo ello por no prestar atención a los pequeños detalles.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *